martes, 27 de junio de 2017

INSTITUCIONES VASCAS EN LA ARGENTINA

LA EDITORIAL VASCA EKIN - EKIN AGITALETXEA, "FARO DE LUZ EN LA OSCURIDAD" 

Desde su llegada a la casa de la calle México 1880, Eusko Kultur Etxea - Eusketxe, comparte con la histórica Editorial Vasca Ekin, la sede de Lizarraenea.

Es por ello que, con la intención de reconocerle su labor, transcribimos a continuación la historia de esta institución hermana. Como se podrá ver, Ekin Argitaletxea tiene ya una larga historia que la une de manera muy especial a la del pueblo vasco, lo que le ha merecido su reconocimiento por parte de este, en distintas ocasiones.



LA EDITORIAL VASCA EKIN - EKIN ARGITALETXEA

En 1942 nace la Editorial Vasca Ekin en la Argentina. Fueron sus creadores Ixaka López de Mendizábal y Andrés María de Irujo y Ollo. Este último, por aquel entonces un joven abogado vasco de 30 años de edad, exiliado después de la derrota de la Guerra Civil Española, recurre a la delegación vasca en Buenos Aires con el proyecto de una editorial que mostrara al mundo la verdad y realidad de los vascos.

La prensa tergiversaba esta realidad y los vencedores amenazaban con “barrer de la faz de la tierra” la cultura vasca, como si fuera ésta un hecho coyuntural y transitorio. Los libros sobre temas de cultura vasca eran requisados, los instrumentos musicales típicos considerados “exóticos” y se coartaba la libertad de expresión de las ideas nacionalistas abertzales y de su lengua, el euskera.

Andrés Irujo trabajando en la Editorial
(Fotografía del archivo de la Editorial Ekin)
Andrés de Irujo ve claro su objetivo y con la expresión “mi trinchera son los libros”, resume el proyecto de una editorial que diera claridad y tribuna a todas las expresiones de esa cultura y a la realidad de las vivencias del pueblo vasco en momentos tan aciagos, presentada por este medio a través de sus referentes políticos y culturales.

Su proyecto es visto de difícil concreción para las condiciones de quiénes transitaban el destierro. Esto no amilanó a este joven navarro que encuentra en Don Ixaka, procedente de una familia de muchas generaciones de impresores al interlocutor intelectualmente válido y en Don Sebastián de Amorrortu y su imprenta, la colaboración económica, el crédito y la concreción de la tarea que, a su desaparición, continúan las generaciones de sus descendientes.

El primer título es “El Genio de Nabarra” de Arturo Campion, -lo que denota una clara visión del creador de la editorial, de la necesidad de atención prioritaria de la problemática de ese territorio histórico vasco tan caro a sus sentimientos- , con una frase que los expresaba vívidamente: “Nabarra necesita que nos ocupemos especialmente de ella”. Siguiendo así entre los títulos “Nabarra en su vida histórica”, “La conquista de Nabarra” y otros. Y así llegan los sucesivos títulos de la Colección Biblioteca de Cultura Vasca, ensayos sobre poesía, teatro, Arte Vasco, etc. continuando los de las Colecciones: Actualidad, Historia, Derecho, Publicaciones en Euskera- Euskal Idaztiak- , la Colección Patria y Libertad- Aberri ta Askatasuna, superando así los 130 títulos en sus años de fértil vida.

María Elena Etcheverry de Irujo y Ollo,
directora de la Editorial Vasca Ekin
(Fotografía de la Editorial Ekin)
En el año 2001, recibe Ekin uno de los más especiales reconocimientos a su obra, al ser motivo principal del acto de inauguración de la Feria del Libro y del Disco de Durango, en Euskal Herria, en un justo homenaje brindado a la editorial de Buenos Aires. Andrés de Irujo hubiera referido en ese momento, otra de sus expresiones reiteradas: “a la editorial la hicieron muchos, muchísimos, este es el homenaje a los editores que nos brindaron sus obras, a los autores que nos brindaron sus títulos, a los lectores que nos dieron su colaboración e interés por las mismas”.

El reconocimiento previo de Eusko Jaurlaritza- Gobierno Vasco con la institución del Premio Andrés Irujo, que “consiste en la publicación de obras de creación o trabajos de investigación relacionados con la presencia vasca o con vivencias personales de la historia del pueblo vasco en el exterior”, es otro de los fieles reconocimientos a la eficacia de esa tribuna- la editorial Vasca Ekin- que diera expresión al Pueblo Vasco, a las voces de su cultura y problemática- a partir de la década del año 40, dando lugar a la exclamación del historiador Andrés de Mañaricua, que mencionara vivamente en su alocución en 1978 en la Universidad de Oñati, durante la reiniciación de las actividades de Eusko Ikaskuntza- Sociedad de Estudios Vascos: “ En esos oscuros años, la obra de la Editorial Ekin ha sido un faro de luz “.

Los objetivos de sus fundadores y las características de su obra nos comprometen hoy en día a la continuidad en la tarea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario